Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Uncategorized

Un barco ha corroborado in situ el extraño fenómeno del «mar lechoso»

Los mares lechosos, a diferencia de la bioluminiscencia que se ve como destellos de luz aislados, son exhibiciones sostenidas en mar abierto

El relato del encuentro fortuito de la tripulación de un yate privado con un raro mar lechoso bioluminiscente frente a la costa de Indonesia acaba de confirmar las observaciones anteriores realizadas mediante satélite que intuían que el inusual fenómeno podía estar produciéndose en diversos puntos del océano Índico. La evidencia del suceso ha quedado recogida en un estudio que bajo el título Boat encounter with the 2019 Java bioluminescent milky sea: Views from on-deck confirm satellite detection se publica esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los mares lechosos, a diferencia de la bioluminiscencia que se aprecia como destellos de luz aislados en las aguas perturbadas de algunas costas, son exhibiciones sostenidas, uniformes y generalizadas de bioluminiscencia en mar abierto, las cuales que se cree que son producidas por concentraciones inusualmente grandes de bacterias luminosas. Se trata de un fenómeno extremadamente raro, que solo se produce de ninguna a dos veces al año en todo el planeta. Los informes de los marineros a lo largo de los siglos sugieren que los mares lechosos se encuentran preferentemente en la región noroccidental del océano Índico y según han sido descritos históricamente, se asemejan a un campo de nieve iluminado por el día bajo un cielo oscuro y sin luna.

Mar lechoso bioluminiscente captado por un satélite de la NOAA la noche del 2 de agosto de 2019.

Mar lechoso bioluminiscente captado por un satélite de la NOAA la noche del 2 de agosto de 2019.

Foto: Steven Miller, Leon Schommer / Naomi McKinnon

A diferencia de los destellos transitorios de bioluminiscencia producidos por el fitoplancton en aguas agitadas, los mares lechosos producen un brillo constante, incluso en aguas tranquilas. Se cree que son causados ​​por bacterias luminosas, que se comunican entre sí y desencadenan una respuesta brillante al llegar a poblaciones críticas a través de un proceso llamado percepción de quórum(quorum sensing) o autoinducción. Sin embargo, los detalles de la composición, estructura, causa e implicaciones de los mares lechosos en la naturaleza siguen siendo en gran parte desconocidos.

Una revisión de la información satelital ambiental publicada por científicos del Sistema Conjunto de Satélites Polares de la NOAA -JPSS- informó en 2021 de la posible presencia de varios mares lechosos en el Índico, entre los cuales se incluía uno de aproximadamente unos 100.000 kilómetros cuadrados al sur de Java, en Indonesia. Dicha información nunca había sido corroborada, sin embargo, recientemente, la tripulación de un yate privado llamado Ganesha se adentró en lo que, a todas luces, nunca mejor dicho, se trataba de un mar lechoso.

Steven D. Miller, investigador de la Universidad del Estado de Colorado y autor principal del estudio, examinó los registros escritos y fotográficos proporcionados por la tripulación del yate. Según las anotaciones del diario de a borde del mismo «el mar brillaba y el barco parecía estar navegando sobre la nieve».

Fotografía del mar lechoso tomada por el Ganesha la noche del 2 de agosto de 2019.
Foto: Steven Miller, Leon Schommer / Naomi McKinnon

Los datos del sistema de posicionamiento global confirmaron que Ganesha ingresó a las aguas lechosas del océano Índico, entre Lombok, Indonesia, y la isla de Cocos, la noche del 2 de agosto de 2019. Así, la fotografía digital tomada en la cubierta de la nave muestra un mar brillante contra un cielo oscuro. Las entrevistas con la tripulación también revelaron que el mar tenía un color y una intensidad «similares a estrellas que brillan en la oscuridad». Según el autor, la confirmación independiente de la detección de mares lechosos por parte de los satélites mejora la capacidad de los investigadores para estudiar este fenómeno del que se tienen datos muy escasos, incluido el estudio de las condiciones de su formación. La investigación también proporciona nuevos datos para la preparación del futuro envío de expediciones dirigidas.

Fuente: National Geogrpahic

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Arte & Cultura

Para el antropólogo Desmond Morris, es uno de los gestos de insulto más antiguos de los que tenemos memoria. Y su significado es -desde...

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Copyright © 2022 Brúxula News