Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Mundo

Quién es Guanyu Zhou, el piloto chino que sufrió un brutal accidente en GP de Gran Bretaña de Fórmula 1

El nacido en Shanghai hace 23 años zafó de milagro de morir en su Alfa Romeo, tras un choque múltiple.

La parrilla de la Fórmula 1 para el campeonato de este 2022 contó con representantes de catorce países y cuatro continentes. Entre los 20 nombres que esta temporada van por el título más codiciado del automovilismo mundial habrá tres británicos, hubo un chino, Guanyu Zhou, quien hizo historia con solo pisar el acelerador su Alfa Romeo por primera vez en el GP de Bahrein.

El nacido en Shanghai hace 22 años, que este domingo sufrió un brutal accidente en el circuito de Silverstone junto con el tailandés Alex Albon y otros tres pilotos -la FIA contó luego de varios minutos de incertidumbre que ambos estaban conscientes, fuera de peligro y trasladados al hospital más cercano, se convirtió meses atrás en el primer piloto de su país en correr en el Gran Circo y cumplió un sueño que tenía desde muy chico y por el que comenzó a trabajar hace más de una década. Así quedó el auto de Zhou. Destrozado. Foto: AFP

Así quedó el auto de Zhou. Destrozado. Foto: AFP

«Ser piloto de Fórmula 1 es muy especial y las oportunidades de conseguirlo eran muy pequeñas. Pero era mi sueño, por eso me fui de casa tan pronto», contó el chino en una entrevista con el diario español As

La categoría reina desembarcó por primera vez en el gigante asiático en 2004, cuando se disputó la primera edición del Gran Premio de China. Zhou tenía por entonces apenas 5 añosy se enamoró del deporte motor. A los 7 empezó a correr en karting en su país y cuando tenía apenas 11 dejó su hogar y se mudó a Gran Bretaña para «intentar dar los pasos adecuados e ir pasando por la F4, la F3 y la F2 y llegar finalmente a la Fórmula 1», según explicó.Dado vuelta. Así voló el Alfa Romeo hasta una de las tribunas de Silverstone. Foto: AP

Dado vuelta. Así voló el Alfa Romeo hasta una de las tribunas de Silverstone. Foto: AP

Así lo hizo. Tras cosechar buenos resultados en los campeonatos británico, europeo y mundial de karting, llamó la atención de Ferrari, que lo reclutó para su Academia de Pilotos, programa de desarrollo de jóvenes pilotos, cuando tenía 16 años. Con el equipo junior de la Scuderia fue subcampeón de la Fórmula 4 Italiana. Pasó luego por la F3, sin grandes resultados, y en 2019, cuando debutó en la F2, se sumó a la Renault Sport Academy (hoy Alpine).

En esa categoría sí logró brillar. En su primera temporada, consiguió cinco podios y terminó séptimo. En un 2020 alterado por la pandemia finalizó siete veces en el top 3, sumó su primera victoria y quedó sexto en la clasificación general. Y el año pasado, lideró el campeonato durante un tiempo, pero finalmente fue tercero, con cuatro triunfos y otros cinco podios. 

Una curiosidad: el joven asiático corrió buena parte del año pasado con un casco con el que, entre otros tributos, homenajeó a su gran ídolo. ¿Michael Schumacher? ¿Ayrton Senna? ¿Lewis Hamilton? No, Kobe Bryant. Este año también llevará los colores dorado y púrpura -clásicos de los Lakers- protegiendo su cabeza. Y además utilizó #24 en su auto, número que en la NBA es sinónimo del legendario escolta, fallecido en 2020.

«Kobe fue una gran inspiración para mí, cuando estaba más interesado en básquetbol que en el deporte motor. Lo que más me impresionó fue su ética de trabajo», contó al confirmar su dorsal. Aunque agregó: «Además, 24 es cuatro veces seis. Y el seis es un número de suerte en mi país».

Su gran progreso en los últimos año le terminó por abrir las puertas de la Fórmula 1. En 2021 se dio el gusto de probar por primera vez uno de los monoplazas más veloces del mundo. A principios de julio, reemplazó a Fernando Alonso en los primeros entrenamientos del Gran Premio de Austria.

Fue el primer chino en participar de unas prácticas desde Ma Qing Hua, quien lo hizo en un coche de la escudería española HRT en Monza y en Marina Bay en 2012. Antes había estado cerca Ho-Pin Tung, un neerlandés con ascendencia china, que fue piloto de pruebas de Renault en 2010, aunque nunca llegó a subirse a un auto en un ensayo oficial.

A mediados de noviembre, Alfa Romeo lo anunció como el compañero de Valtteri Bottas, cuya llegada se había confirmado meses antes, tras conocerse la salida del finlandés de Mercedes.

«Cuando me llamó mi mánager para contármelo, fue muy emotivo, casi no pude ni hablar durante 20 minutos. Se siente tan irreal, pero emocionante», reconoció Zhou. «El camino hacia la F1 es muy difícil, requiere mucho tiempo y esfuerzo. Para mí, como piloto chino, creo que el proceso fue más duro, porque no había una guía que me dijera cómo elegir el mejor camino«.

El chino siente que llegó a la categoría reina en el momento justo. «Con los nuevos coches la ventaja de los demás pilotos es un poco más pequeña que si hubiese llegado el año pasado», aseguró. 

Y agregó: «Quería estar aquí y hacerlo bien. Quiero trabajar con Valtteri para ayudar a mejorar al equipo. Estoy feliz e impaciente». 

Zhou y el impulso a un nuevo mercado

La llegada de Guanyu Zhou a la Fórmula 1 no estuvo exenta de polémica. Es que muchos señalaron que la decisión de Alfa Romeo de sumarlo al equipo en lugar de Antonio Giovinazzi estuvo impulsada principalmente por las oportunidades económicas y comerciales tanto del equipo como de la categoría. 

«La F1 es emoción, talento, coches, riesgo, velocidad. Pero cuando el dinero manda puede ser despiadada», se descargó en sus redes sociales el italiano, quien perdió su butaca en el Gran Circo en manos del joven asiático. 

Algo de razón tiene. Según el portal Motor Pasión, Zhou habría desembarcado en Alfa Romero con unos 35 millones de dólares iniciales y la posibilidad de que se sumen más sponsors a lo largo de esta temporada. 

Pero además, su presencia en la grilla supone un atractivo especial para el mercado chino, que extraña su Gran Premio, suspendido desde 2020 por la pandemia, pero que regresaría en 2023 y está confirmado hasta 2025. 

«No se trata del dinero que trajo Zhou, si no del interés que generó. Esto nos abre grandes oportunidades: en las últimas dos semanas recibimos muchas más llamadas de patrocinadores que en los últimos 25 años. Esto es positivo para nuestro equipo y podría ofrecer oportunidades para otros equipos y para la F1″, aseguró Frederic Vasseur, director general de Alfa Romeo.

«Zhou es un talento increíble, una adición fantástica a la parrilla asombrosa que tenemos, y entretendrá y mantendrá a todos nuestros fanáticos chinos, que ahora tienen un héroe en casa para animar durante todo el año», comentó hace varios meses Stefano Domenicali, presidente y director ejecutivo de la categoría, mirando hacia el futuro. 

Es que China es una vidriera que no termina de ser explorada por la Fórmula 1 y por los constructores automovilísticos. Una estrella de ese país en el Gran Circo supondría un auténtico trampolín para la disciplina que todavía no termina de hacer pie en el gigante asiático y que, encima, espera poder sumar próximamente una segunda fecha en el calendario en ese país. 

Zhou, igual, no piensa en esos términos. Para él, subirse a un monoplaza y disputar por primera vez un Gran Premio fue, simplemente, cumplir su sueño de toda la vida. Aunque este domingo estuvo al borde de la muerte. De hecho, su auto casi termina en una de las tribunas.

«Es un honor representar y llevar la bandera de China en la F1, la gente está orgullosa de mí», comentó. «Estoy impaciente por rendir bien y conseguir buenos resultados». 

Fuente: clarín.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Economía

Archegos Capital Management sacudió los mercados financieros con su liquidación masiva. Hoy surge una mayor preocupación: su opacidad.

Copyright © 2022 Brúxula News