Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Entretenimiento

Así es la pelea por ‘El Último Rey’, una marca ligada a Vicente Fernández

El IMPI impidió el registro de la marca El Último Rey, El Hijo del Pueblo, por lo que Televisa sigue con su pelea.

Televisa sostiene una lucha con los herederos de Vicente Fernández. Y esa pelea se da porque el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) impidió el registro El Último Rey, El Hijo del Pueblo, una marca usada por la empresa de Emilio Azcárraga Jean en la serie de televisión basada en el libro biográfico no autorizado por “El Charro de Huentitán”.

“El signo propuesto a registro incurre en la prohibición prevista en el artículo 173, fracción XIII, de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial”, informa Emanuel Moya Osorio, coordinador de Departamental de Examen de Marcas ‘A’ del IMPI.

Las marcas El Último Rey, El Hijo del Pueblo El Último Rey “reproducen el seudónimo del cantante y actor mexicano Vicente Fernández, El Último Rey, el cual ha adquirido tal prestigio, reconocimiento o fama que puede crear un riesgo de asociación, inducir al error, confusión o engaño al público consumidor”.

Las marcas El Último Rey, El Hijo del Pueblo y El Último Rey propuestos por Televisa resultan semejante en grado de confusión y pretende distinguir productos que guardan relación con Vicente Fernández, explica el funcionario del IMPI. También incluye el impedimento legal para el registro de El Último Rey, un libro escrito por la periodista argentina Olga Worman.

“Vicente Fernández Gómez no utilizaba el signo El Último Rey como seudónimo para identificarse ante el público consumidor, ya que en su momento registró como marca (otras nombres como Vicente Fernández, Chente Fernández, El Adiós de un Grande, VFG, Vicente Fernández un Azteca en el Azteca y un Azteca en el Azteca), sin que en ninguno de ellos se haga referencia al signo ‘El Último Rey’ como seudónimo”, expresa Deborah Flores Garza, representante legal de Televisa. 

Tampoco Vicente Fernández Gómez usó la marca El Último Rey para sus actividades artísticas, por lo que no puede ser considerado como un seudónimo a la luz de definiciones proporcionadas por María del Refugio Abarca Villaseñor Mauricio Jalife Doher, expone la abogada de la televisora mexicana.

La abogada de Televisa recuerda que la marca fue acuñada y utilizada por una persona distinta a Vicente Fernández desde diciembre de 2021, por lo que no es posible sostener que hubiese adquirido reconocimiento, prestigio o fama, detalla Flores Garza.

“Se puede concluir que María del Refugio Abarca Villaseñor fue omisa por cuanto acreditar que en el caso que nos ocupa el signo El Último Rey constituye un sinónimo, que utiliza Vicente Fernández Gómez para identificarse ante el público consumidor”, manifiesta.

“Una vez aclarado y demostrado que no nos encontramos en presencia de un seudónimo que se hubiere sido utilizado por Vicente Fernández Gómez, ni mucho menos que el mismo hubiese adquirido fama, prestigio o reconocimiento con motivo de su uso”, comenta la apoderada legal de Televisa.

Vicente Fernández nació el 17 de febrero de 1940, en Huentitán el Alto, en Jalisco, y desde los 6 años de su vida ya se interesaba por la música.

A los 14 años, el músico jalisciense comenzó su historia y carrera con el primer lugar en un concurso de canto amateur. Ese fue el primero de muchos reconocimientos que obtendría a lo largo de su vida.

En 1963, Vicente Fernández sufre un golpe en su vida, tras la muerte de su madre de 47 años de edad. Y ese mismo año contrajo nupcias con María del Refugio Abarca Villaseñor, “Cuquita”.

En su afán de convertirse en un reconocido cantante comienza a tocar en fiestas privadas y restaurantes, así como a los 24 años se une al Mariachi Amanecer de México de Pepe Mendoza y luego al Mariachi de José Luis Aguilar.

Posteriormente, se muda a la Ciudad de México con la finalidad de impulsar su carrera de cantante, por lo cual comienza a tocar las puertas de las principales compañías discográficas sin obtener resultados favorables. No se da por vencido y continúa trabajando en la plaza de Garibaldi.

El 1 de marzo de 2022, María del Refugio Abarca Villaseñor Doña Cuquitaheredera universal de Vicente Fernández, afirma que Televisa les pidió ceder de manera gratuita la marca, imagen y trayectoria de El Charro de Huentitán  para que le grabarán una bioserie sobre su vida, éxito musical, gustos, disgustos y muerte.

“Resulta que Televisa insistió en diversas ocasiones a Vicente y a mi hijo Gerardo que el primero le cediera sus derechos para una bioserie de manera gratuita”, dice la albacea del músico mexicano.

La heredera universal designada por Vicente Fernández señala que ante la negativa, Televisa le ofreció una cantidad de dinero que no valoraba la trayectoria del Charro de Huentitán “y que por ende resultó inaceptable”.

“(Desde Televisa amagaron con hacer la serie con base en una historia que ellos mismos construirían o bien de una biografía, aunque no estuviera autorizada (por la familia de Vicente Fernández)”, dice Doña Cuquita en su oposición presentada en contra de la marca de El Último Rey, propiedad de Televisa. Al 17 de marzo de 2022, la marca El Último Rey,  y está en trámite ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

“Como por arte de magia y en medio de casualidades no casuales, Editorial Planeta lanzó a la venta el 1º de diciembre de 2021 -estando Vicente en terapia intensiva y a unos cuantos días de su fallecimiento acaecido el día 12 del mismo mes, y estando la familia en medio de una crisis evidente—, el libro denominado: El Último Rey, Biografía no autorizada de Vicente Fernández de la autoría de la señora de nacionalidad argentina Olga Wornat”, expone el documento de oposición de marcas de la esposa del músico. 

“No entro en detalles sobre dicho libro de pobre pluma. Simplemente reitero que es un libro que se construye esencialmente con base en la compilación de entrevistas y artículos relacionados con mi difunto esposo”, afirma María del Refugia Abarca Villaseñor.

Olga Wornat “incluye una serie de falacias difamatorias que dice apoya en fuentes que no revela, lo que le resta credibilidad y rigor, así como resulta innecesario profundizar en ello al no ser el foro jurídico adecuado”, expone Doña Cuquita. 

Doña Cuquita recuerda que el libro de Olga Wornat fue promocionado con la marca registrada e imagen en la portada, “al grado de que la señora que lo firma como “escritora” realizó numerosas entrevistas en múltiples medios de comunicación masiva esencialmente entre el 3 y 13 de diciembre de 2021 (por cierto muy repetitivas, como si le hubieran dado una especie de script publicitario)”.

Fuente: forbes

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Economía

Archegos Capital Management sacudió los mercados financieros con su liquidación masiva. Hoy surge una mayor preocupación: su opacidad.

Copyright © 2022 Brúxula News