Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Empresas

Suben costos de materiales hasta 60% en Nuevo León

Pedreras en el estado inicia el 2022 con alzas en los materiales triturados de roca, lo que dispara los precios de los insumos como arena y blocks

De acuerdo con comerciantes y empresarios de la industria de extracción de piedra caliza, aparte de la inflación, esto se debe al denominado «impuesto verde» que propuso el estado y aprobaron los diputados locales el pasado 13 de diciembre.

Hasta antes de que acabara el año 2021, un saco de arena cribada de 40 kilogramos costaba $55 pesos y a partir de ayer que se reactivaron las actividades económicas tras las fiestas de fin de año, el precio subió a $85 pesos que es un aumento de 55 por ciento.

El metro cúbico (m³) de mixto costaba $650 pesos y ahora cuesta $850 que es un aumento de 31 por ciento. El metro cúbico de arena costaba $750 y subió a $950 que es un aumento de 27 por ciento.

Suben costos de materiales hasta 60% en Nuevo León

El saco de cemento de 50 kilogramos costaba $210 pesos y ahora cuesta $230 pesos que es un aumento de 10 por ciento.

Estos precios son los promedios de los que se le vende al consumidor final y fueron trasladados directamente al consumidor por parte de los productores porque a ellos les aplicarán una cuota de $134 pesos por cada tonelada que extraigan.

Y es que antes del gravamen, una pedrera vendía a los distribuidores la tonelada de arenablock a $134 pesos y ahora les están cargando $100 pesos adicionales para quedar en $234 pesos que es un aumento de 75 por ciento.

En la empresa pedrera Calizas y Acarreos, ubicada en Santa Catarina, se colocó un anuncio en el que se informa a los clientes del aumento.

«Se les informa que a partir del día lunes 3 de enero del 2022 los materiales triturados tendrán un incremento del precio que tenían, más $100 por tonelada, más IVA», dio a conocer la empresa Calizas y Acarreos del municipio de Santa Catarina.

El dueño de una cadena de tiendas de materiales de construcción, quien pidió omitir su nombre, señaló que esto se debe al denominado «impuesto verde»y que aunque ellos no quieran, finalmente a quien le tienen que aplicar el costo es al cliente.

«Totalmente, sí fue lo, fue el impuesto que se les impuso a las pedreras y en repercusión ellos tuvieron que hacer ajustes, hacer el aumento y a final de cuentas está golpeando al consumidor final», señaló el empresario.

Antes de que se aprobara el impuesto, la Asociación de Extractores de Caliza de Nuevo León (ASEC) hizo un llamado al gobierno estatal para reconsiderar el impuesto verde pues dijo que los precios aumentarían como ya sucedió.

«Están dando unos pasos para incrementar impuestos a procesos extractivos que en este caso es a la caliza que es la que nosotros procesamos, de alguna manera este impuesto viene a trastocar el problema económico.

«Imagínate el tratar de construir una casa, hacer un proyecto, hacer un cuartito, remodelar su casa, vamos a tener una escalada muy alta de precios muy alta. Al momento de que tú aplicas una medida de este tipo no tiene otra lectura más que recaudación… eso le pega al usuario al final, que es el que compra el bulto de cemento, sus bloques, a todo mundo les pega», dijo Aureliano Martínez, director de la ASEC.

ASÍ SE APLICA EL gravamen

El nuevo impuesto verde consiste en aplicar 1.5 Uma´s, es decir, $134 pesos, por cada tonelada de material extraído en las pedreras.

Según el estado, la finalidad es para «poner freno» a empresas contaminantes como las pedreras.

Este se le aplicarán 260 fábricas y 22 pedreras contaminantes, que en caso de exceder las normas ambientales, obtendrán una sanción de 2.79 cuotas por cada tonelada de emisiones.

El impuesto que se dio a conocer el pasado 2 de noviembre durante la participación del gobernador, Samuel García en la Conferencia de las Naciones Unidas COP26, es de 1.5 cuotas UMA´s aplicado a las pedreras, es decir $134.43 pesos.

Incluso cuando explicó los detalles del gravamen el 26 de noviembre, el mandatario resaltó que este no tenía fines recaudatorios y aseguró que en ningún momento afectaría los bolsillos de los nuevoleoneses.

«Los impuestos verdes es lo que se llama impuestos regulatorios, no buscan recaudar, más bien lo que quieren es incentivar a las empresas y fábricas que contaminan, que les va a salir más barato invertir en filtros, calderas o en procesos verdes en lugar de pagarle al estado una cuota», dijo García en esa ocasión.

Fuente: El Horizonte

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Arte & Cultura

Para el antropólogo Desmond Morris, es uno de los gestos de insulto más antiguos de los que tenemos memoria. Y su significado es -desde...

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Copyright © 2022 Brúxula News