Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Empresas

Plantean impuesto por cantidad de alcohol en bebidas; daría 25 mil mdp

Luis Foncerrada, asesor económico de American Chamber México, propone impuesto por cantidad de alcohol y no por su precio.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador puede recaudar hasta 25 mil millones de pesos adicionales por año si cobra el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) de las bebidas alcohólicas bajo el sistema ad-quantum (por cantidad de alcohol contenida en el producto).

“La propuesta (al gobierno de AMLO) consiste en que cambie el sistema utilizado para cobrar el IEPS a bebidas con contenido alcohólico, es decir pasar de un sistema ad-valorem (o valor del producto o bebida) a un sistema ad-quantum para gravar el litro de alcohol puro contenido en las bebidas”, dice Luis Foncerrada Pascal, asesor económico de American Chamber México.

El exdirector del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y Anel Rodríguez Quinto, maestra en Alta Dirección de Empresas por la Universidad Anáhuac Mayab, propusieron al gobierno federal establecer una cuota única aplicable al contenido de alcohol en cada bebida, como tequila, aguardiente, vodka y otras.

“Los beneficios (de un impuesto cobrado por la cantidad de alcohol) son incrementar la recaudación de 15 mil a 25 mil millones de pesos, adicionalmente se suma la reducción de evasión e ilegalidad de 8 mil  millones”, dice el estudio Modernización del IEPS a bebidas alcohólicas: salud y progresividad.

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas como tequila, mezcal, aguardiente, vodka, entre otras más, genera adicción y daña severamente la salud de las personas.

Por esta razón, en un gran número de países se imponen impuestos a estos productos adicionales a los que corresponden a las ventas en general: “Las formas específicas en que se aplican estos gravámenes son diferentes, sin embargo, todas parten de dos principios básicos: ad-valorem —sistema en el cual se grava sobre el valor del producto—, que consiste en aplicar una cuota según el precio; ad-quantum, que toma en consideración el contenido alcohólico en vez del precio de mercado”, comenta Foncerrada Pascal.

En el caso de México, el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) vigente para las bebidas alcohólicas parte de un criterio de tipo ad-valorem.

“Con el propósito de reducir los riesgos a la salud propiciados por el alto consumo de bebidas con contenido alcohólico y con la finalidad de incrementar la recaudación impositiva, hoy en día se ha abierto la discusión respecto a modificar el criterio por el cual se gravan las bebidas alcohólicas, pasando de un sistema ad-valorem a un sistema ad-quantum”.

En México exista un fácil acceso a las bebidas con alta graduación alcohólica, es decir, a aquellas que tienen un contenido de alcohol que va desde los 20 ̊ hasta los 55 ̊, a un precio muy bajo, declaran los economistas.

“Esto pone a disposición de las personas jóvenes, de bajos recursos y adictos, bebidas alcohólicas de baja calidad y altamente peligrosas para la salud”, añade.

Un ejemplo de esto es el aguardiente, cuya botella de 750 ml con 28 ̊ de contenido alcohólico, se puede conseguir por 45 pesos, así como otro caso más grave son bebidas de 960 ml que se pueden adquirir por menos de 20 pesos, explica Luis Foncerrada Pascal.

“Si se fijara la cuota en 140 pesos por litro de alcohol puro, el aguardiente, por ejemplo, que tiene en promedio 28 ̊ de contenido alcohólico en una botella de 750 ml, el impuesto a pagar sería de 29.40 pesos”, detalla el exdirector del CEESP.

“Si el precio antes de impuestos de esta bebida es en promedio de 25.35 pesos, en total se estaría pagando alrededor de 63.52 pesos con IVA incluido”, precisa Foncerrada Pascal.

Un impuesto cobrado por la cantidad de alcohol contenida en el tequila, aguardiente, mezcal y otros cumple el objetivo de desincentivar el consumo nocivo de alcohol, ya que grava los grados de alcohol puro contenidos en una bebida, que finalmente aumentan los riesgos en la salud de las personas, manifiestan los investigadores de la Universidad Anáhuac Mayab.

El hecho de gravar el contenido de alcohol en bebidas también puede desalentar la fabricación de bebidas con mayor contenido etílico y promovería la elaboración de productos de mejor calidad, así como maximizar el potencial de reducción de las cargas sociales y de salud causadas por el consumo de alcohol.

Fuente: forbes

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Economía

Archegos Capital Management sacudió los mercados financieros con su liquidación masiva. Hoy surge una mayor preocupación: su opacidad.

Copyright © 2022 Brúxula News