Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Empresas

El CEO francés que le ‘sonríe’ a la ingeniería en México y participa en la rehabilitación de la L12

Laurent Germain, CEO de Egis Group, quiere duplicar su facturación en México.

Soy un CEO feliz”, dice el francés Laurent Germain. Y es que el encargado global de Egis Group acaba de visitar el país y parece tener motivos para sonreír con los resultados del negocio a nivel mundial, en donde México se ha convertido en una prioridad para apuntalar las ventas futuras en los proyectos de ingeniería.

“Soy un CEO muy feliz viajando por el mundo en los diferentes países donde operamos y muy feliz de estar aquí en México, para inaugurar las nuevas oficinas que tenemos, porque hemos estado creciendo también muy rápido en México. Básicamente, ahora somos más de 1,100 personas en el territorio mexicano, lo que hace que el país sea la primera prioridad”, dice, en entrevista, el ejecutivo francés.

Germain es el encargado de una empresa dedicada al asesoramiento e inversión en proyectos de ingeniería en más de 120 naciones. En el país, la firma participa en la rehabilitación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México y en la supervisión de dos tramos del Tren Maya.

Y la apuesta no es menor para la firma con sede en Francia. Sus ingresos en México rondan los 25 millones de euros (mde), es decir, más de 25 millones de dólares, y el objetivo es duplicar esos recursos para alcanzar una suma entre los 40 y 50 millones de euros en el mediano plazo.

El plan para alcanzar sus objetivos se basa en profundizar su participación en el sector ferroviario y de carreteras, pero también incluye la adquisición de empresas. “Nos gustaría hacer una adquisición en el dominio de la construcción en ingeniería en México”, confiesa el CEO.

Jesús Muñoz, director de Egis Group en México, tiene la batuta de la empresa en el país y buscará cumplir las metas que ambiciona el corporativo global.

Lee: Juez federal admite amparo para frenar dos tramos del Tren Maya

Los cimientos

Laurent Germain tiene 49 años y vive en París, Francia. Es egresado de la escuela de negocios ESSEC y “Sciences Po Paris” y cuenta con estudios de posgrado en la “École Nationale d’Administration”.

Tras ocupar varios puestos en el Ministerio de Economía y Finanzas de Francia, también fue director financiero del Centro Nacional Francés de Estudios Espaciales (CNES), presidió el directorio de CLS, subsidiaria de CNES.

En 2014, se unió a Segula Technologies, un grupo global de consultoría de ingeniería y tecnología. Como CEO, fue responsable del crecimiento en este grupo (más del doble de su tamaño en 6 años), y en particular fuera de Francia.

Hace 2 años, Laurent Germain fue nombrado director de la empresa en México. Uno de sus objetivos fue acelerar el crecimiento de la empresa y parece estar cerca de lograrlo, ya que los ingresos de la firma estaban por debajo de los 1,100 mde y este año espera alcanzar los 1,500 mde, lo que representa un tercio de crecimiento en los últimos 24 meses.

“Esto se debe a un crecimiento orgánico muy fuerte en todo el mundo, en Francia y en todos los demás países donde operamos, con un crecimiento orgánico de dos dígitos. Este año pronosticamos un crecimiento orgánico del 12%; al año pasado tuvimos 7%, lo que significa que lo estamos haciendo mejor que el mercado, porque la tasa de crecimiento en ingeniería es de alrededor del 5%. Entonces, lo que significa que nuestros equipos realmente se están desempeñando muy bien y, por supuesto, la segunda razón es que hemos sido muy activos en términos de adquisiciones, porque hemos adquirido 20 empresas en dos años, casi una empresa por mes. Así que la consecuencia es que la empresa está creciendo muy rápido”, explica.

En términos prácticos, las dos áreas fuertes de la compañía residen, primero, en la ingeniería, que representa el 75% de sus ingresos y, la segunda parte, son las concesiones, que representan el 25% de sus ingresos. “Estoy feliz como CEO porque ahora quiero decir que los resultados son muy buenos y también estoy feliz como CEO, porque hemos privatizado la empresa en 2021”.

A la llegada de Laurent, la firma era propiedad pública y una de las opciones era privatizar la empresa, lo que sucedió en 2021 y, ahora, cuenta con tres accionistas diferentes que le ayudan a desarrollar el negocio. 

“En primer lugar, tengo un capital privado, un gran capital privado francés, con el 40% de las acciones, con mucho financiamiento, con muchos medios financieros para invertir en Egis. Todavía tengo el fondo soberano francés que también tiene mucho dinero para gastar, con un 34 % de propiedad, y tengo un 26 % con los administradores de Egis como parte del capital. Así que cada uno de mis accionistas está aportando algo”, asegura el ejecutivo.

Hoy, el directivo está convencido de que la fortaleza global de la empresa puede impulsar el crecimiento de la compañía en territorio nacional. El primer paso en sus metas es la contratación de más ingenieros antes de concluir este año, además, mantiene conversaciones con al menos dos empresas con el fin de adquirirlas en México durante el segundo semestre de 2022.

El país también se ha convertido en una operación estratégica para mirar nuevas oportunidades en la región. Muchos de los proyectos dirigidos a Colombia, Perú y Chile se construyen desde las oficinas en Ciudad de México, en donde opera Jesús Muñoz.

Un ingeniero global

El 12 de diciembre de 1995, Jesús Muñoz llegó a México con una mochila de aventurero procedente de Francia. El concierge del hotel en donde se hospedaba le recomendó visitar la Basílica de la Virgen de Guadalupe en la capital del país y el asombro frente a un pueblo volcado a la fiesta religiosa fascinó al joven viajero de 31 años.

Lo que fueron unas vacaciones de estudiante se transformaron en un interés por conocer el país de una manera más profunda y la ruta por las carreteras fueron su primer acercamiento con las necesidades de ingeniería del país. Así fue como el ingeniero español inició su aventura.

“México es un país de oportunidades que enamora”, dice el directivo.

A sus 19 años, Jesús salió de su natal España para estudiar en Francia y, posteriormente, residir 11 años de su vida en aquel país; hace tan 25 años, el ejecutivo llegó por primera vez a México.

“Me defino como una persona multicultural de nacimiento y tengo apego a mi cultura y a mi pasado […] Tengo tres culturas y tres maneras de entender las cosas”, dice el encargado de la operación de Egis en el país latinoamericano.

Jesús suma 6 años de haberse incorporado a la operación de Egis en México y un año de ocupar la dirección de la firma. Apenas en 2015, la empresa aterrizó en el país, pero tienen 70 años de existir en el plano internacional.

En marzo pasado, Jesús habló con su equipo y les hizo conscientes de que pertenecían a una organización joven. La mayor parte del crecimiento en la República Mexicana se ha dado gracias a fusiones y adquisiciones, una etapa que representa la adolescencia de la firma, dice Muñoz, la cual ha quedado atrás para dar paso a la madurez de la empresa.

(concesiones) infraestructura ferroviaria son parte de las divisiones que ocupan la atención de la firma francesa, cuya visión se encuentra puesta en los próximos 5 años de consolidación en México.

“Hoy creo que Egis es una empresa que puede jugar fuerte, a pesar de que los retos son grandes […] hay mucho talento en el equipo y tengo que lograr que todos trabajen de manera armónica, más eficiente, con mayor proyección… con más madurez”, asegura.

Egis Group tiene actividades en más de 100 países, los cuales representan un 60% del volumen general de su operación, es decir, la mayor parte se encuentran en el extranjero.

México se encuentra dentro de los países clave de la operación de la empresa, entre países como Brasil, Australia, Reino Unido o Medio Oriente, por mencionar algunos.

“Nos estamos posicionando en el sector ferroviario como una empresa líder en ingeniería y consultoría. Deseamos entrar en operación y mantenimiento, un objetivo que nos hemos marcado de aquí al 2026; en el sector carretero tenemos cuatro autopistas en concesión y en Mantenimiento, Reparación y Operación (MRO)”, dice.

La empresa tiene el proyecto Golfo-Centro o la autopista con mayor flujo de vehículos del país, con 185,000 vehículos diarios y quieren invertir en otras concesiones. Sin embargo, las concesiones carreteras hoy no se están licitando o hay muy pocas y están muy concurridas.

La empresa buscará alianzas con inversores privados. La empresa tiene un socio accionista del grupo que le permite tener la posibilidad en diversos proyectos carreteros o cualquier área de infraestructura que permita generar planes de concesiones a futuro.

“Vamos a buscar modelos de negocio en donde independientemente que el gobierno invierta o no, vamos a apostar, pero no nos para que el sector público quizás no esté invirtiendo tanto”, dice.

La empresa ha generado propuestas para diversos proyectos en el mercado, con el fin de mostrar que tiene la mano levantada para aprovechar las condiciones de negocio que ofrece el país.

El plan de Egis en México es duplicar el tamaño de la facturación actual, lo cual hace que la empresa piense en adquirir otras compañías, aunque el 60% del crecimiento sea orgánico y un 40% adquisiciones.

Las nuevas oportunidades que buscaría la empresa se encuentran en edificación, movilidad urbana y aviación. En este sentido, las inversiones para adquirir firmas nacionales de este segmento se encuentran en el rango de los 10 o 15 millones de euros.

En la actualidad, la empresa colabora en la modernización de la Línea 1 del Servicio de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México, centrada en la coordinación de interfaces entre los diferentes cuerpos de trabajo de ingeniería que participan en la obra.

“Lo que hacemos es traer toda nuestra experiencia a nivel mundial con los mejores ingenieros en temas ferroviarios. Es un proyecto ambicioso, complejo, con un reto de terminar en 2024”, explica el directivo, quien sabe que concluir el proyecto permitirá proyectar la imagen de Egis en el país.

En el Tramo 4 y el Tramo 5 Sur del Tren Maya, la empresa participa en la supervisión de esta obra civil.

Egis también intenta participar en temas de operación mantenimiento de aeropuertos, ya que el grupo opera 17 aeródromos en el mundo. “Queremos diversificarnos en otras áreas […] y evidentemente tenemos muchas obras a nivel mundial que nos permiten ofertar una propuesta de valor que es lo que nos permitiría diferenciarnos del resto del mercado”, explica el ejecutivo español.

La firma de origen francés mira áreas de oportunidad en la gestión de sistemas de pagos en el transporte en el interior de la República Mexicana a través de una red intermodal o la gestión del espacio público, como es el caso del impulso a sistemas de estacionamiento para dar solución a la demanda de un sistema.

“Es necesario repensar la movilidad. El coche es un mal necesario, pero con un transporte público organizado, planificado podríamos tener mejores temas de movilidad y creo que es necesario. Debemos replantearnos la competitividad de las ciudades [con mejoras en la calidad de vida de las personas]”, dice.

Los sistemas de estacionamiento público de Ámsterdam y París se encuentran gestionados por Egis, empresa que también se destaca como una de las principales operadoras de sistemas de administración inteligente de túneles, con más de 70 kilómetros de túneles en operación.

El plan del ejecutivo español es acercarse a los gobiernos locales para mostrar los servicios que pueden ofrecerles.

Jesús Muñoz se ha convertido en un ingeniero que hace la reingeniería de Egis en México. “A eso nos dedicamos: a divertirnos haciendo ingeniería y reingeniería, y reinventando el mundo […] el mundo es de los osados que se atreven a romper los moldes”.

Los retos

Jesús Muñoz y Laurent Germain no son ajenos al reto que presenta la inflación en el mundo para los proyectos de construcción e infraestructura, los cuales pueden verse desincentivados por la reducción en los costos de una economía que aún enfrenta los estragos de la emergencia sanitaria por la pandemia por Covid-19.

Durante la primera quincena de julio de 2022, la tasa anual de inflación fue de 8.16%, la cual fue la tasa de inflación a nivel anual más alta para una quincena desde enero de 2001, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Un nivel que se aleja del objetivo del Banco de México, el cual se ubica en 3%.

Aunque Germain no pierde la felicidad frente al panorama adverso, ya que cree que el aumento de población en México es favorable para proyectos de infraestructura, ya que existe una mayor necesidad de este tipo de obras, además, cree que el sector privado cada vez es más necesario para su desarrollo. La trayectoria de la inflación prefiere dejarla en manos de los bancos centrales.

“Los bancos centrales tienen que actuar con rapidez para que las consecuencias queden bajo control, pero a la larga somos muy optimistas sobre la lógica del negocio de la infraestructura”, dice el CEO francés, quien sonríe y vive un momento de felicidad en México.

Fuente: forbes

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Economía

Archegos Capital Management sacudió los mercados financieros con su liquidación masiva. Hoy surge una mayor preocupación: su opacidad.

Copyright © 2022 Brúxula News