Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Economía

Minoristas buscan ‘escudos’ de precios con la inflación al rojo vivo

Eurostat informó que la inflación de la zona euro en los alimentos, el alcohol y el tabaco subió un 6.4% en abril.

A medida que los compradores pagan más por cualquier cosa, desde el café hasta la cátsup, algunos minoristas han empezado a recortar o limitar el precio de cientos de productos, mientras compiten por los clientes y se preparan para lidiar en las negociaciones con los principales fabricantes de alimentos envasados.

Eurostat informó el viernes de que la inflación de la zona euro en los alimentos, el alcohol y el tabaco subió un 6.4% en abril con respecto al año pasado, frente a un incremento del 5% en marzo, en un momento en que el aumento del coste de la vida en Europa va más allá de la cara energía.

El director de Leclerc, el mayor minorista de Francia por cuota de mercado, dijo el martes que identificaría los 120 artículos que más compran los consumidores, entre ellos el papel higiénico, el jabón, el arroz y la pasta, y crearía un “escudo” por el que Leclerc garantizará el precio de esos artículos desde el 4 de mayo hasta julio.

Las subidas de precios han oscilado entre el 6% y el 20%. La pasta, por ejemplo, ha subido un 20%, al igual que algunas marcas de café y chocolate, dijo Michel-Édouard Leclerc en una entrevista con la emisora de radio francesa franceinfo.

En marzo, los Gobiernos europeos, algunos de los cuales se enfrentan a elecciones este año, gastaron decenas de miles de millones de euros para proteger a los hogares de los costes energéticos.

Hay pocos indicios de que vayan a ofrecer una ayuda similar con las facturas de los alimentos, que suponen una parte menor del gasto doméstico, pero los políticos están nerviosos, ya que los ingresos de los hogares se están reduciendo y las asociaciones de consumidores han advertido que los más pobres tienen que elegir entre calentar sus casas o comer adecuadamente.

A medida que casi todo el mundo se vuelve más cuidadoso con su gasto, los supermercados, que han registrado márgenes reducidos, están ansiosos por evitar perder clientes a manos de la competencia.

El director general del grupo de supermercados británico Sainsbury’s dijo a los periodistas la semana pasada que los compradores estaban “vigilando cada centavo”.

Un análisis de una variada cesta de la compra creado para Reuters por la empresa de datos Nielsen muestra que los precios de productos como la cerveza, el agua embotellada y el ketchup están subiendo mucho, ampliando en muchos casos las grandes subidas del año pasado.

De media, los compradores europeos están pagando unos 2 euros (2,10 dólares) más por seis productos alimentarios esenciales, un 8% más que el año pasado. Los minoristas cobraron un 8,6% más por el café instantáneo en las cuatro semanas hasta el 26 de marzo, de promedio, mientras que el precio de la leche infantil subió más de un 21%.

ESCUDOS Y RECORTES DE PRECIOS

Mientras que Leclerc ha prometido congelar algunos precios, en toda Europa los minoristas tratan de limitar el impacto de la inflación en los artículos más esenciales.

Un portavoz de la asociación europea de comercio minorista y mayorista EuroCommerce, que cuenta con más de 95 miembros, entre ellos Carrefour, Lidl y Marks & Spencer, dijo que todos estaban estudiando la posibilidad de aplicar topes y recortes de precios de alguna forma, aunque dependería de los costes de los insumos en los márgenes de los proveedores.

“Debido a la naturaleza tan competitiva del mercado de comestibles, otras cadenas de supermercados tratarán de mantener los precios bajos en la medida de lo posible”, dijo el portavoz.

En Reino Unido, el aumento de los precios ha provocado la mayor reducción de las rentas de los hogares desde al menos la década de 1950, ya que la inflación de los precios de los alimentos alcanzó el 5.2% en las cuatro semanas anteriores al 20 de marzo, lo que supone el nivel más alto desde abril de 2012, según mostraron los datos del sector el mes pasado.

En respuesta, los supermercados de la zona, incluidos Asda y Morrisons, han recortado los precios de los artículos esenciales.

Aunque tienen un colchón después de los confinamientos porque la gente comió en su domicilio y gastó más en la compra de ingredientes, los analistas esperan que los márgenes de todo el año sean escasos o disminuyan ligeramente en los minoristas europeos, incluyendo Carrefour SA, Sainsbury’s, Colruyt y Ahold Delhaize.

Intentarán recuperar parte del impacto de los recortes de precios en las duras negociaciones con las empresas productoras de alimentos, que normalmente habrían terminado a finales del año pasado en algunas partes de Europa, pero que se han alargado porque los problemas de la cadena de suministro y la inflación exacerbada por la guerra de Rusia en Ucrania han complicado el acuerdo.

Los fabricantes de alimentos envasados, como Mondelēz y Unilever, están ansiosos por subir los precios, ya que sus márgenes también se han reducido, mientras que los precios de los insumos se han disparado debido a los costes récord de las materias primas.

Unilever, que fabrica el caldo de pollo Knorr y la mayonesa Hellmann’s, dijo el jueves pasado que había subido los precios en Europa un 5.4%, aumentando las ventas subyacentes trimestrales en la región un 0.7%.

No obstante, prevé que su margen en el primer semestre se sitúe entre el 16% y el 17%, frente al 18.8% del año pasado.

“Si se compara con lo que está ocurriendo con las facturas de energía de la gente, creemos que es bastante responsable”, dijo el Director General Alan Jope a los periodistas. La empresa advirtió de nuevas subidas de precios y dijo que, a menos que cobrara más, el “impacto total” del aumento de los costes de los insumos supondría un impacto de 900 puntos básicos en sus márgenes de todo el año.

Dirk van de Put, director ejecutivo de Mondelez, fabricante de Oreo, declaró la semana pasada que la empresa estaba estudiando con los minoristas europeos la posibilidad de aplicar otra subida de precios, después de haberlos aumentado a principios de año

El margen de Mondelez en el primer trimestre se redujo del 41% al 38.4%, según la empresa.

Nestlé, que es el mayor fabricante de alimentos del mundo, dijo el mes pasado que esperaba un crecimiento de las ventas de alrededor del 5% este año tras el aumento de los precios de los alimentos para mascotas, los productos lácteos y el café.

Mientras aumentan los ingresos por ventas, los productos de marca de algunas empresas de alimentos envasados están perdiendo cuota de mercado en favor de minoristas con productos de marca propia más baratos, como Aldi. Los clientes están haciendo compras de acaparamiento, ya que la guerra en Ucrania aumenta el riesgo de escasez que también hará subir los precios.

“Observamos un aumento de las ventas en todas nuestras marcas propias y en todas las categorías”, dijo a Reuters Rolf Buyle, director general de compras internacionales de ALDI Nord. “En este momento tenemos especialmente efectos de acaparamiento en nuestra categoría de despensa, como aceite, pasta, arroz, conservas y harina”.

Unilever y Nestlé declinaron hacer comentarios para este artículo. Mondelēz no respondió a una solicitud de comentarios y Leclerc no pudo ser contactado.

Fuente: Reuters

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Economía

Archegos Capital Management sacudió los mercados financieros con su liquidación masiva. Hoy surge una mayor preocupación: su opacidad.

Copyright © 2022 Brúxula News