Connect with us

Hi, what are you looking for?

Brúxula News

Arte & Cultura

machu picchu se llamaba huayna picchu para los incas

El nombre actual se generalizó a partir de las publicaciones de Hiram Bingham, que visitó el lugar en 1911.

El sitio arqueológico de Machu Picchu, situado en la los andes peruanos, en la cresta que se abre entre los montes Machu Picchu (la montaña más alta, al sur) y Huayna Picchu (la montaña más cercana a las ruinas, al norte), es en la actualidad uno de los monumentos más famosos del mundo y uno de los más visitados por los turistas. Cada año acuden a esta antigua ciudadela inca, erigida por el Inca Pachacútec hacia 1450, miles y miles de personas. Pero un reciente estudio publicado en la revista Ñawpa Pacha: Journal of Andean Archaeology, realizado por el historiador Donato Amado González, del Ministerio de Cultura de Perú, y el arqueólogo Biran S. Bauer, de la Universidad de Illinois, pone en duda esta antigua denominación. Según ellos, Machu Picchu se llamaba Huayna Picchu en tiempo de los incas.

Según los resultados de un reciente estudio, Machu Picchu se llamaba Huayna Picchu en tiempo de los incas.

«Comenzamos con la incertidumbre del nombre de las ruinas cuando Hiram Bingham las visitó por primera vez y luego revisamos varios mapas y atlas impresos antes de la visita de Bingham a las ruinas. Hay datos significativos que sugieren que la ciudad inca en realidad se llamaba Picchu o, más probablemente, Huayna Picchu«, ha explicado Bauer.

UN NOMBRE EN ENTREDICHO

Para llegar a esta conclusión, los investigadores se basaron en un episodio bastante desconocido que tuvo lugar durante el segundo viaje a Perú de Hiram Bingham, el explorador estadounidense que accedió a las antigua ruinas de Machu Picchu en 1911, y que describe en su diario de campo. Bingham, que en 1912 se encontraba limpiado de maleza las ruinas junto con un equipo de trabajadores, recibió la visita de Ignacio Ferro, el hijo de un terrateniente local, que le dijo que el lugar donde se hallaban se llamaba Huayna Picchu y que las ruinas incas llamadas Machu Picchu se encontraban más arriba. «El hijo de Ferro apareció esta mañana con 6 o 7 indios fuertes de su hacienda azucarera de Huayupata. Él dice que estamos en Huaina Picchu, que Machu Picchu es mucho más grande y más fino y está en la cima de la alta cordillera al sur de donde estamos», escribió el arqueólogo. Cuando al día siguiente Bingham y Ferro ascendieron a lo alto de la montaña, solo hallaron algunos restos incas que no tenían nada que ver con la grandiosidad de las ruinas situadas debajo, en las que estaban trabajando.

Él [Ignacio Ferro] dice que estamos en Huaina Picchu, que Machu Picchu es mucho más grande y más fino y está en la cima de la alta cordillera al sur de donde estamos, escribió Hiram Bingham en 1912.

Machu Picchu tal como podía verse en 1912. Fotografía tomada por Hiram Bingham.Foto: Cordon Press

Los autores del estudio examinaron a fondo los diarios del explorador estadounidense, pero también analizaron documentos del siglo XVII y datos de topónimos en mapas del siglo XIX. Concretamente en un atlas de 1904 hallaron la mención a un pueblo inca llamado Huayna Picchu. Asimismo, los investigadores cuentan que a Bingham, en su primer viaje a Perú en 1911, le informaron antes de salir de Cuzco de la presencia de una ruinas llamadas Huayna Picchu (y no Machu Picchu) a lo largo del río Urubamba (aunque cuando preguntó el nombre de las ruinas a las que había logrado acceder a un granjero local llamado Melchor Arteaga, este le escribió en un papel «Macho Pischo»). La conclusión de Amado y Bauer es que el nombre de Machu Picchu para designar a esta ciudadela inca se generalizó a partir de 1911, con las publicaciones de Bingham.

Mapa de 1874 realizado por el ingeniero alemán Herman Göhring donde aparecen las primeras referencias cartográficas a Machu Picchu y Huayna Picchu, aunque las ubicaciones de estas dos montañas están invertidas en el mapa.Mapa: Herman Göhring
Página 47 del diario de campo de Bingham de 1911, fechado el 25 de junio, el día después de su primera visita a Machu Picchu. Bingham le preguntó a Melchor Arteaga cómo escribir el nombre del sitio. Se puede ver el nombre «Macho Pischo» escrito por Melchor Arteaga cerca del centro de la página.

Para Bauer, las conexiones definitivas con el nombre original de la ciudad pueden rastrearse en los relatos escritos por los españoles a finales del siglo XVI, después de que se hicieran con el control del territorio. «Terminamos con un relato impresionante cuando los indígenas de la región estaban considerando regresar para volver a ocupar el sitio al que llamaron Huayna Picchu», concluye el investigador.

Fuente: National Geographic

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Mundo

El Excelsior Pass se hizo realidad gracias a dos demostraciones piloto y una prueba beta que incluyó a miles de neoyorquinos.

Empresas

El 22 de marzo pasado, la firma dio a conocer que entraría en un concurso mercantil.

Ciencia & Salud

Un estudio, coordinado por el Instituto de Microbiología del ejército alemán, ha revelado que el paciente con Covid-19 deja de ser contagioso cuando las muestras nasofaríngeas y...

Economía

Archegos Capital Management sacudió los mercados financieros con su liquidación masiva. Hoy surge una mayor preocupación: su opacidad.

Copyright © 2022 Brúxula News